domingo, 13 de diciembre de 2009

David Hamilton

Historia

David Hamilton nació en Londres en 1933. Su infancia fue interrumpida por las bombas de la Segunda Guerra Mundial y él tuvo que huir con su familia a Dorset, una campiña inglesa de idílicos paisajes llena de jovencitas trotonas que, sin duda, influirían de forma decisiva en su posterior carrera como fotógrafo. Tras la guerra, Hamilton volvió a Londres, para irse después a París, ciudad de la que se enamoró y que no ha abandonado hasta nuestros días, aunque, como toda persona glamorosa, pasa la temporada estival en St. Tropez.

Antes de empezar a hacer sus propias fotos, Hamilton trabajó como diseñador gráfico para revistas como Elle o Queen. En los años 60, ya tenía un amplio currículum como fotógrafo y director de arte. Pero el verdadero éxito no llegaría hasta finales de 1977, año en el que estrenó su largometraje ?Bilitis e inauguró una sonada exposición en la galería Images de Nueva York.

Estilo (soft focus)

Dentro de la técnica fotográfica, su estilo tiene un nombre: soft focus. Se trata de un efecto provocado por una lente fotográfica, que le da a las fotografías un efecto suave y deliberadamente desenfocado, ideal para crear ambientes oníricos y neblinosos. Este efecto se utiliza mucho en revistas de moda porque elimina manchas y provoca una atmósfera somnolienta y relajada, también ideal para el erotismo delicado. Hamilton no sólo usó este efecto con sus modelos, sino también con bodegones, plantas, árboles y otros motivos. Algunas de sus fotos podrían pasar por cuadros. Con el efecto soft focus se diría que hay cierta similitud entre las rutas y las redondeces adolescentes 


Motivación
 
En la primera página del libro The age of innocence (1995) Hamilton hace una dedicatoria que justifica el sentido de aquellas fotos maravillosas: "A todas mis pequeñas, que entre estas páginas siempre serán jóvenes". Aquí el fotógrafo confiesa sin pudor su más profunda motivación, que no era tan vouyerista como temporal: sólo quería parar el tiempo con su cámara, congelar la belleza de un puñado de chiquillas en la flor de la vida para que nunca jamás se marchitara. Una motivación bastante ingenua porque, así como no hay persona eterna, tampoco existe una obra de arte que dure para siempre... o sí. Lo cierto es que retrata a sus modelos perfectas para que sigan así por siempre, al menos en sus fotos.


Legado

El éxito de Hamilton influyó a no pocos artistas, a fotógrafos e incluso a cineastas (Sofía Coppola, sin ir más lejos, homenajeó, de alguna manera, la estética Hamilton en Las vírgenes suicidas). También la moda ha rendido tributos a este maestro de la cámara, sobre todo desde el año 2003: revistas como Vogue o Glamour han fusilado el estilo de este artista en editoriales muy recientes.


Colecciones de fotos editadas por David Hamilton:

1971 Dreams Of A Young Girl
1971 Rêves De Jeunes Filles
1972 La Danse
1973 Les Demoiselles D'Hamilton
1976 Collection Privee
1979 Filles Fleur
1980 Le Galet Blanc 1984 I Grande Fotografi Argento
1993 Twenty Five Years Of An Artist
1994 The Fantasies Of Girls
1995 The Age Of Innocence
1996 A Place In The Sun
1999 Holiday Snapshots

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada